Federico Domínguez Zuloaga, responsable de supervisar la investigación que llevó a la renuncia de Raúl Muñoz Leos -por gastar en agravio de Petróleos Mexicanos 163 mil 244 pesos en liposucción y cirugía estética para su esposa-, fue despedido por disponer de 212 mil pesos de la empresa en cirugía dental para su mujer.

Como titular del Área de Responsabilidades en el Órgano Interno de Control de Pemex, Domínguez Zuloaga estuvo a cargo de las diligencias que llevaron a Muñoz Leos y a nueve de sus principales colaboradores a enfrentar hoy un proceso administrativo que podría derivar en responsabilidad penal.

Fuentes de Pemex confirmaron a EL UNIVERSAL que la liquidación de la relación laboral con Domínguez Zuloaga se dio por este manejo de recursos y se consumó su despido la primera semana de septiembre. La orden provino de las oficinas de Eduardo Romero y Luis Ramírez Corzo, secretario de la Función Pública y titular de la paraestatal, respectivamente.

Domínguez Zuloaga ha sido funcionario público, al menos desde 1991, tanto en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y luego se desempeñó como secretario técnico del Consejo Técnico del Padrón Electoral del IFE en 1994.

Así pues, el 26 de febrero de 2006 Domínguez Zuloaga presentó un escrito a la Subdirección Corporativa de Recursos Humanos de Pemex el cual explicaba el tratamiento dental que llevó el doctor Ricardo Mitrani Boyle para su esposa, Lilia Elena Celio Macías, con un costo total de 212 mil pesos.

Posteriormente Marco A. Murillo Soberanis, de la Subdirección Corporativa de Recursos Humanos, envió un oficio fechado el 13 de marzo solicitando que se le reembolsara a Domínguez Zuloaga el dinero gastado en su mujer; recibió el visto bueno del subdirector de Servicios Médicos, Víctor Manuel Vázquez.

El oficio apunta: "Con escrito del 26 de febrero de 2006, el licenciado Federico Domínguez Zuloaga, subcontralor corporativo de Responsabilidades y Atención Ciudadana de la Contraloría General Corporativa, nos envió el plan de tratamiento dental y el presupuesto respectivo, que erogó en la atención médica particular que se le proporcionó a su esposa, por la cantidad de 212 mil pesos.

"Lo anterior con la finalidad de que en caso de ser procedente se le reembolse dicho importe, de conformidad con lo dispuesto en el punto tercero del Acuerdo S/N de la Dirección General de Petróleos Mexicanos, relativo al reembolso de gastos médicos particulares a funcionarios superiores".

Agrega que dicho acuerdo señala que este tipo de reembolsos se otorga a los subdirectores y comprende todas las erogaciones efectuadas por el funcionario y por extensión a sus derechohabientes registrados en el Censo Médico Institucional.

El 4 de abril de este año Rosendo Villarreal Dávila, director corporativo de Administración de Pemex, envió un oficio a la subdirección corporativa de Recursos Humanos a la atención de Murillo Soberanis en el que aprueba el reembolso de la atención dental de la esposa de Domínguez.

El documento anexado al expediente -del que tiene copia este diario- apunta: "Atendiendo la solicitud que presentó el licenciado Federico Domínguez Zuloaga, subcontralor corporativo de Responsabilidades y Atención Ciudadana de la Contraloría General Corporativa, y en virtud de que la Subdirección de Servicios de Salud otorgó su conformidad a dicha petición, me permito anexar a usted el comprobante que erogó el licenciado Domínguez, por la cantidad de 212 mil pesos por concepto de gastos médicos".

Federico Domínguez Zuloaga también encabezó las diligencias en torno a las secuelas administrativas del caso del ex director general de Pemex, Raúl Muñoz Leos. El 27 de marzo de 2006 recibió un oficio del contador Héctor Aguiñaca Pérez, titular del área de Auditoría Interna en el Órgano Interno de Control de Pemex.

Dicho documento SCA-062/06, de 42 cuartillas, es el "informe de presuntas responsabilidades 74/05, derivado de la revisión 63/04", es decir, el relativo al caso de la cirugía estética de la esposa de Raúl Muñoz Leos, ex director general de Petróleos Mexicanos.

"La conclusión del informe señala violaciones normativas, mismas que se precisan en el cuerpo del informe", apunta el documento recibo en la oficina de Domínguez Zuloaga el 29 de marzo de 2006. Toda la información de este expediente está clasificada por un periodo de tres años.

This is cache, read story here