Cirujanos plásticos denunciaron la introducción a México de implantes mamarios "piratas", fabricados por empresas chinas que no cumplen con los requisitos de calidad y representan un alto riesgo para salud de pacientes.

En voz de Angel Papadópulos, presidente de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, demandaron a la Secretaría de Salud (SSA) frenar la importación e ingreso al país de esos productos.

En conferencia de prensa el especialista explicó que los cirujanos han detectado esas prótesis en algunos congresos médicos, pues en los cubículos se exhiben.

"Al tocarlas y revisarlas hemos notado que los materiales son de una calidad inferior a la que tradicionalmente se maneja en el mercado, tienen una textura inconsistente y por lo tanto son muchísimo más baratos que los implantes que hoy cumplen con la norma".

También se han dado cuenta de esos productos porque las pacientes han llegado al consultorio con deformaciones que les provocan dolor, y al momento de retirar el implante se detecta que son piratas los que provocan el problema.

Consideró que es el momento de lanzar la alarma y evitar que ese tipo de prótesis piratas, fabricadas en China, invadan el mercado.

Comentó que no lo es lo mismo comprar un disco pirata que poner un producto de esos en el organismo de una persona cuya salud puede dañarse.

Señaló que han comenzado a proliferar consultorios y salones de belleza donde médicos no certificados, a cambiado de seis mil pesos, ofrecen colocar un implante mamario, de labios o glúteos, entre otros, sin contar con los conocimientos necesarios para ello.

La colocación de un implante mamario requiere analizar la anatomía de la paciente, el material que será usado, la raza, la piel y el tamaño de la prótesis, entre otros factores, pues de otra manera no se logrará el resultado esperado.

This is cache, read story here