Antes de someterse a cualquier intervención de cirugía plástica, es necesario contemplar una serie de factores si no queremos tener ningún tipo de problemas y que nuestra recuperación sea lo más rápida y satisfactoria posible.
En primer lugar, tenemos que ser conscientes de que cualquier cirugía estética es una intervención quirúrgica, por pequeña que sea y tiene unos riesgos que hay que asumir, por lo que no podemos tomar a la ligera el hecho de ser operados.
Es imprescindible elegir un buen cirujano y tenemos derecho a informarnos sobre sus estudios, profesionalidad, técnicas... No debemos dejarnos influir por anuncios que prometen milagros, ya que estos no existen ni tampoco por médicos que ofertan grandes precios pero que muchas veces, ni su preparación ni sus técnicas son las adecuadas.
Una vez seguros de haber encontrado al especialista que nos hará la cirugía estética, debemos ponernos en sus manos y ser absolutamente honestos a la hora de contestar a cualquier pregunta que nos haga, ya que esto puede influir decisivamente a la hora de la recuperación.

Las pruebas preoperatorias son también de gran importancia, ya que nos van a aclarar cual es nuestro verdadero estado y nos indicarán si la intervención está indicada.
Estas pruebas básicas son:Hemograma, VHS, Test de coagulación y Perfil Bioquímico, aunque según las partes del cuerpo que queremos intervenir , necesitaremos otras pruebas más específicas que nos indicará el cirujano.
La semana antes de la cirugía estética, no debemos tomar vasodilatadores ni antioxidantes y es importante reducir el tabaco y alcohol . Coma y duerma bien y si tiene la regla dígaselo a su médico.
El día antes de la intervención, acuda sin maquillaje para que su especialista le haga una evaluación final (si la cirugía estética es facial), consulte cualquier duda que tenga y asegúrese que la clínica está reservada para la operación. Esa noche cene ligero y duerma todo lo que pueda.
El día de la operación no desayune, dúchese y acuda al hospital contratado con el tiempo suficiente, no lleve joyas ni gafas, resuelva alguna duda que aún le quede y facilite en recepción el teléfono de sus parientes cercanos por si tuvieran que llamarlos.
Por último, si tras la operación de cirugía estética tuviera dolores o malestar, no dude en consultarlo con el médico y pedir que le suministre los analgésicos adecuados.

Links de interés: http://www.fisterra.com/recursos_web/castellano/c_atlas_y_libros.asp#Cirugía%20Plástica
http://www.cirugiaplastica.cl/?pag=antes_durante_despues
http://www.jdaes.mediplanet.net/consejos.htm
http://portal6.terra.cl/zonamujer/zmujer.cfm?accion=manual&noLogin=1